Categories
Uncategorized

Umami y Anacleto

Leo Umami, alguien lo va a leer en la consigna de libros que me hacen reir del “Guadalupe-Reinas”.

llego a la primera parte de Alfonso, el antropólogo, me da risa porque yo soy también antropóloga, bueno arqueóloga con una profunda iniciación antropológica.

Alfonso tenía en el instituto (hay de dos o es el IIA-UNAM o el INAH),una computadora vieja como un dinosaurio a la que le puso Anacleto, entonces si me parto de risa, menuda imbécil porque soy una arqueóloga-antropóloga con un porta celulares en forma de dinosaurio al que le puse Anacleto.

Me rio por un largo rato.

Anacleto

Arqueología

Antropología

Duelo